La alimentación de tu cachorro

Cuando recién llevas tu cachorro a casa, debes tener preparada ya su zona de comer. Basta con que tengas dos cuencos, uno para la comida y otro para el agua, a poder ser, que tengan almohadillas en su base, para evitar que tu cachorro, cuando coma, vaya arrastrando o volcando el cuenco. Para mantener la zona más limpia también puedes poner los cuencos sobre una alfombrilla y evitar así manchar el suelo.

Sigue leyendo

Anuncios