Por qué aúllan los perros

por qué aúllan los perrosHoy nos centraremos en una de las primeras y más gratas sorpresas que nos llevamos al compartir nuestra vida con un perro por primera vez: nuestro perro aúlla.

Es algo usual y sin embargo, nos sorprende y nos hace gracia cuando nuestro peludo maltés comienza a aullar como un pequeño lobito en miniatura.

Notamos que normalmente lo hace cuando intenta expresarnos algo más intenso, más sentido que lo que normalmente pretende decirnos con sus habituales ladridos.

Como dueños responsables, hemos de estar pendientes no sólo de proporcionarles los correctos alimentos para perro, de sus vacunas y sus paseos, sino también de todo aquello que quiera expresarnos y establecer con el una vía de comunicación.

Para muchas personas el aullido de un perro (o de un lobo) es síntoma de mal augurio, en román paladino “da mal rollo”. Y en efecto, así es, pero no por ningún motivo paranormal, ni porque detecte (como se dice en los pueblos) la muerte de alguien, sino porque normalmente es un sonido que los lobos suelen usar cuando se encuentran solos o en peligro y quieren detectar a algún miembro de su manada a quien echan en falta.

El aullido es habitual en los lobos ya que al tratarse de un sonido de una frecuencia bastante alta es capaz de recorrer enormes distancias por lo que es usado por éstos para orientarse.

Esa operatividad que tiene el aullido en los lobos, prácticamente se ha perdido en el perro doméstico, sin embargo, es uno de los principales síntomas de la ansiedad por separación. Efectivamente, cuando un perro se queda sólo en casa y nos echa de menos, entre lloros y ladridos, tenderá a aullar, como una sonora y lastimera llamada de socorro.

Ese comportamiento puede repetirlo en otras situaciones de ansiedad, no sólo por separación, sino también por ejemplo, al vernos llegar a casa, o en momentos de excitación.

Sin embargo, también hay veces que el perro aúlla de forma espontánea… o no tanto. A menudo lo hace imitando el sonido de alguna sirena, por ejemplo, que nosotros no somos capaces de oír pero ellos sí.

También, si nosotros comenzamos a aullar, el perro imitará ese mismo sonido, sobre todo si alguien de la familia no está en ese momento con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s