Adoptar un cachorro a la edad adecuada es una decisión que marcará el comportamiento futuro de tu perro, tanto a nivel físico como mental. El cachorro tiene que pasar por unas etapas junto a su madre, que un ser humano no puede suplir.

La mejor edad para adoptar un cachorro es entre las 8 y 12 semanas (es decir, a partir de los 2 meses hasta los 3). Los cachorros, al igual que los humanos, atraviesan un periodo sensible de sociabilización entre las edades de 21 días hasta las 16 semanas. Este período también se llama el período crítico de sociabilización o de período de aprendizaje. Lo ideal es que si adoptes a tu cachorro a las 12 semanas de edad, por lo que tendrás un mes para adaptar a tu cachorro a tu estilo de vida y al mundo en que vive, es decir, a socializarlo.

La sociabilización es fundamental en la prevención de problemas de comportamiento asociados con muchos tipos de estrés. Este estrés a menudo se presenta como miedo, que de hecho es una de las razones por las que el perro en un futuro ataca o agrede. Esta combinación de miedo y agresión se puede prevenir adecuadamente, sociabilizando adecuadamente al cachorro durante el período de sociabilización fundamental. Muchas de las cosas que un perro aprende en este período influirán en el resto de su vida: la forma de relacionarse con otros perros, con las personas, con los niños, con los coches…

Si adoptas un cachorro a los 2 meses, tendrás un perro con ansias de aprender, pues es en esta fase cuando son como esponjas: todo lo que le enseñes lo va a aprender, por tanto, ¡no debes perder tiempo!

¿Qué pasa si adoptas un cachorro más tempranamente? Deberás esforzarte en educarle, pero sin la seguridad de su madre, es muy probable que el perro crezca con inseguridad y miedo.

¿Qué pasa si adoptas el cachorro cuando ya es adulto? Tendrás que esforzarte mucho más  en la educación, adaptándolo a tu estilo de vida. Pero los perros son muy inteligentes, con ejercicio, disciplina y amor, conseguirás un perro más equilibrado y feliz.

About these ads