Obediencia básica: enseñar a acudir a tu llamada

A partir de los 2 meses, el cachorro es una esponja a la hora de adquirir conocimientos, por tanto, no lo desaproveches y empieza cuanto antes a enseñarle todo lo que te propongas.

Cuando el cachorro es pequeño, y está escuchando cada momento diferentes palabras, le es complicado discernir cual de ellas se refiere a su nombre, por lo tanto, vas a realizar este ejercicio para que sepa acudir a tu llamada cuando quieras:

1. Colócate en un lado de la habitación con comida en la mano, y otra persona que se coloque en el otro lado con comida en la mano

2. Llama la atención de tu cachorro con el sonido de un beso o con una palmada, y cuando te mire le enseñas la comida mientras dices su nombre

3. En cuando se acerque, le premias con la comida y con caricias y elogias

4. La otra persona, desde el otro lado, debe repetir esta acción de la misma forma

5. Vuelve a repetirlo tú.

6. Repetid este ejercicio unas 6 veces aproximadamente, y después no enseñéis la comida. Escondedla, y simplemente cuando uséis su nombre (ningún efecto sonoro) y acuda, entonces premiadle con la comida.

Sencillo, ¿verdad? La paciencia es la madre de la ciencia

Anuncios

6 comentarios en “Obediencia básica: enseñar a acudir a tu llamada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s