La importancia de la rutina en el cachorro

Crear en el cachorro unos hábitos adecuados desde la primera vez que entra en tu casa, facilitará la convivencia y disminuirá notoriamente la probabilidad de que aparezcan problemas en un futuro. No se trata de planear el día del cachorro con un patrón fijo que no se puede variar, pero sí establecer un cómo y un cuándo para las cosas cotidianas, y ser consecuente con ello, por eso es fundamental, el apoyo de toda la familia.

Cualquier cachorro, al llegar a casa, necesita aprender todo desde el principio, lo que debe hacer y lo que nos molesta que haga, dónde y cuándo come, cuándo puede jugar y cuándo hay que dormir.

Todo esto es ya de por sí una gran cantidad de información que debe procesar y asimilar, nuestra impaciencia obliga al cachorro que aprenda cuanto antes, y es ahí donde nos equivocamos, porque lo único que conseguimos es colapsar al cachorro y que muchas veces no os haga caso.

Cada cachorro es diferente y algunos cachorros aprenderán antes que otros, por eso debemos tener paciencia y sobretodo, establecer unas rutinas. No está demás diseñar unos cuadrantes en los que aparezcan los horarios de comidas, paseos y hora de juegos del cachorro para que toda la familia lo tenga en cuenta, y trabajeis al unísono en pro de la educación del cachorro.

La improvisación a la hora de educar al cachorro es un error, porque si al final no tiene horarios ni rutinas, no nos extrañemos que se orine cuando y donde quiera, duerma toda la tarde, y luego por la noche dé guerra para jugar cuando toda la familia está durmiendo.

Las rutinas en las comidas también son fundamentales: el cachorro sabrá cuándo comer, y esto influirá en su estado anímico: estará más calmado y no sentirá una ansiedad atroz a la hora de comer, engullendo a cien por hora, en vez de disfrutar de la comida.

Las rutinas en los juegos son importantísimas: es normal que cuando son cachorros y están más juguetones, queramos estar jugando todo el día con ellos: error. Un cachorro alterna períodos cortos de juego con períodos largos de descansos, y esos descansos hay que respetarlos. Los cachorros suelen dormir mucho, por lo tanto, no debemos estorbarle el descanso, pues estaremos incidiendo en su desarrollo, pudiendo crearle problemas de crecimiento si esta todo el día en plena actividad.

En cuanto a las rutinas del paseo, mi recomendación es que los paseos se den justo después de su comida. Ya he explicado varias veces la importancia que tiene sacarlo a la calle tras haber comido, pues su digestión es rápida, y necesitan defecar a los 10-15 minutos tras haber comido. Si estableces la rutina de sacarlo después de sus comidas, te ahorrarás tener que estar limpiando dentro de casa sus deposiciones.

Las rutinas son la clave de la educación correcta del cachorro.

Anuncios

Un comentario en “La importancia de la rutina en el cachorro

  1. ezequiel dijo:

    joya !!!! pero saco a mi cachorro de 90 dias al patio despues de comer hace todas sus necesidades y cuando lo entro se orina de nuevo en casa como hago para solucionar esto, Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s